• Dado el cuerpo de la virgen
María Elena Muñoz Méndez

Resumen

En relación con su último trabajo, Etant Donnés, Duchamp guardó absoluto silencio. Durante los 20 años que le tomó su realización mantuvo una total reserva; nadie, salvo su esposa Teeny y, al final, su hijastro Paul Matisse, estaba enterado de su proyecto. Su propio silencio fue garantizado por la cláusula que establecía que la obra no se haría pública hasta después de su muerte, acaecida en 1968. Se trataba de un silencio mortal, que, entre otras cosas, comunicaba la incompatibilidad de encuentro de la obra con su autor, de su imposible contemporaneidad, de su espaciamiento.

Palabras clave

Pintura, análisis

Texto completo: PDF